, , ,

Albóndigas de bonito con tomate y De compas en Vinoteca Leandro

7.11.11

Comienzo semana y sigo con receta salada, me han comentado que pongo mucho dulce, la verdad es que me gusta mucho y es más fácil de llevar y repartir, porque si me lo tengo que comer yo todo pero todo lo que hago no sería bueno para mi salud. Pero también hago recetas saladas muy ricas y fáciles por lo que hoy traigo estas bolitas de bonito, es un plato que recuerdo desde pequeña y quien lo ha hecho y hace muy bien es mi padre, por lo que se hoy la receta es del Sr. Juanito.
Lo bueno además es que cuando compramos bonito y hay partes un poco feas que no tienen presencia pero para esta receta no pasa nada porque va picado. Es un plato muy bueno para que los niños coman pescado sin saberlo y de una textura tan suave que casi no se necesita masticas (bueno aquí he exagerado un poquito).
Os aconsejo que lo preparéis, les he acompañado con salsa casera de tomate porque la tradición familiar lo marca así aunque admite cualquier salsa.


INGREDIENTES:
Para las albóndigas:
  • 250 gr bonito limpio, sin espinas ni piel
  • 1 huevo cocido
  • 2 pepinillos en vinagre
  • 2 pimientos del piquillo
  • miga de pan ( en su defecto una rebanada de pan de molde sin corteza)
  • leche
  • 1 diente de ajo
  • perejil
  • pan rallado
  • sal
Para la salsa de tomate:
  • 2 tomate grande madurito (también puedes usar un bote de tomate entero de 400gr)
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 guindilla de las grandes
  • 1/2 pimiento rojo
  • azúcar
  • sal
  • albahaca

    PREPARACIÓN:
    La salsa de tomate: Comenzamos haciendo la salsa de tomate ya que hay que hacerla a fuego suave y con tiempo y como la necesitamos para meter luego las albóndigas es conveniente tenerla hecha de antes.
    Primero picamos la cebolla y la ponemos a pochar en una sartén con un poco de aceite, la guindilla y un puñado de sal gorda a fuego suave, cuando empiece a dorarse agregamos el ajo bien picadito y el pimiento bien cortado. Por último añadimos los tomates a los que hemos quitado la piel  o en su defecto el tomate de bote que ya viene limpio. Removemos y dejemos cocinar a fuego suave. Echamos azúcar y sal en partes iguales pues el tomate es un pelin ácido y de esta forma le quitamos esa acidez. Picamos la albahaca y lo agregamos también.
    Cuando la salsa esté lista, la pasamos por un pasapués o chino para dejar las pieles y tener una salsa fina.

    Las albóndigas:
    Ponemos la miga de pan o la rebanada en un cuenco con leche hasta que quede bien empapada.
    Limpiamos bien el bonito de piel y espinas y troceamos en pequeños cachos. Picamos también los pepinillos, ajo, pimiento, el huevo cocido, perejil picado y lo metemos todo en una picadora donde lo trituraremos para obtener una masa que será la base de las albóndigas.
    En un plato batimos un huevo y agregamos la masa bien picadita, la miga de pan escurrida con un poco de leche y sal  y mezclamos bien, agregamos un poco de pan rallado para tener una masa consistente o mas leche si queda muy seca.
    Hacemos bolas que pasamos por harina y freímos en aceite sin hacerse del todo ya que después se rematarán en la cazuela con el tomate. Una vez hechas sacamos a un plato con papel absorvente para eliminar el exceso de aceite y después introducimos en una cazuela donde hemos echado a salsa de tomate casera, bañamos bien todas y damos un hervor.
    Ya están listas para comer, también se pueden acompañar con una patata frita en dados.


    ¿Cuántas veces una comida se ha estropeado por un mal vino? o viceversa ¿un buen vino o un vino adecuado nos ha dado un gusto mucho mejor a una comida? El tema de saber elegir un buen vino es algo a veces complicado principalmente cuando no se entiende. Yo esto lo tengo solucionado y os voy a contar cómo.
    Hoy voy a hablar de una bodega de toda la vida que ha sabido evolucionar con el paso de los tiempos para convertirse en una estupenda Vinoteca. Es familiar ya que la regenta Julián y su hijo David dos personas encantadoras que te asesoran en todo momento, el nombre de Leandro es por el abuelo materno de David, quien fundó esta casa en 1962, por lo que para el año que viene celebran sus 50 años.


    Comenzó siendo una bodega de barrio, vendiendo el vino a granel en las grandes cubas y la gente venía con su garrafa o su botella a comprar su tinto, clarete en medida de sus posibilidades, de esta forma aún siguen sirviendo ya que hay gente muy tradicional al que le gusta su vinito para comer comprado en su bodega de siempre.
    Pero, luego tenemos la opción de vinoteca, con más de 400 referencias de vinos, de hecho hacen de vez en cuando catas para "aprender" a degustar los diferentes caldos como para conocer distintas opciones, predominando los de la tierra los ricos Riberas, Ruedas, Cigales... sin olvidar los Riojas, Albariños, Chacolis, Manzanillas... vamos que hay un gran abanico de posibilidades para triunfar en una comida o cena tanto si eres el anfitrión como un invitado.
    Pero aquí no queda la cosa, en total en todo el local podemos encontrar unas 1000 referencias desde diferentes tipos de agua, que ahora está muy de moda hacer catas de agua, pasando por refrescos, licores, cremas, whisky, ron, ginebra... y también conservas y productos de delicatessen con marcas palentinas como Cascajares o Selectos de Castilla.


    Lo mejor es que paséis porque además los precios son buenos. Están en la Avd/ Santander, 18B en Palencia

    También Puede Gustarte

    10 amig@s han dicho...

    1. Qué estupendas albóndigas, Bertha, todavía tengo un montón de tomates de cuandos hemos quitado las plantas del huerto y además ¡qué bien entra este tipo de platos con este tiempo!
      Besos.

      ResponderEliminar
    2. Las albóndigas me gustan de cualquier forma de carne,pescado,pollo pero como bien dices con un buen vino todo se lleva mejor
      besote
      loli

      ResponderEliminar
    3. que buenas te han quedado, la tienda tiene que ser una pasada que pena que me quede un poco lejos, besos

      ResponderEliminar
    4. que delicia de plato y en salsa de tomate que me encanta.
      y que de vinos! uah yo de este tema si que no entiendo ni papa! jeje
      un saludito.
      http://conaromaacaserito.blogspot.com/

      ResponderEliminar
    5. Espectaculares!, me han gustado mucho y las fotos son estupendas. El color de esa salsa me está dando un hambre!!!.

      ResponderEliminar
    6. Que ricas albondigas,de buena ganas me comía un platito si no fuera por mi alergia al pescado.
      besotes!! ;)

      ResponderEliminar
    7. Bertha, me parece una receta riquísima. Yo tengo la suerte de que mis hijos, uno más que otro, comen pescado sin rechistar (casi siempre). Sin embargo esta me parece una receta estupenda para incorporarla a mi repertorio. Sana y sabrosa...¿qué más se puede pedir?

      Mil graciassss

      ResponderEliminar
    8. Esos platos hacen unas presentaciones divinas.
      Yo sólo tomo blanco, seco, mejor Rueda, y a ser posible con hielo, rarita soy... ;)

      ResponderEliminar
    9. Berthi!!! Qué buenísima pinta tienen esas albóndigas y me parece genial que sean de pescado. La salsa de tomate no tiene desperdicio, vamos que cojo la barra de pan y me pongo a untar hasta dejar el plato bien limpio.
      Ainsssssss esa bodega de Leandro, qué recuerdos me trae... Estupendo reportaje. Tengo que ir a una cata allí sin falta ;D

      Besos.

      ResponderEliminar
    10. que estupendas albondigas y presentacion¡¡ rico rico

      ResponderEliminar

    Muchas gracias por vuestra visita, el dedicarme un momento para dejar un comentario me hace mucha ilusión. Lo agradezco con mucho cariño.
    Besines

    Premios

    Premios

    Premios

    Premios