, ,

Cojonudos

2.3.12

Antes, cuando el colesterol no existía, una cena muy típica era una buena fritada, huevos, chorizo y patatas todo bien frito y con su aceitillo. Claro esto cuando nadie había oído hablar del colesterol y que había que tomar yogures especiales para bajarlo, al igual que otros yogures para que el tránsito intestinal funcione correctamente. Al final entre unas cosas y otras dejamos a un lado esos placeres culinarios de toda la vida, con lo que se han alimentado nuestros abuelos y bisabuelos y han vivido tanto, mi bisabuela Balbina, a quien llamábamos la abuelita pequeña para distinguirla de la abuela y por su 1,30 de estatura cenaba todos los días huevos con chorizo y murió a los 100, asi que en honor a ella y por los tiempos que corren, hoy cenamos cojonudos, la versión minimalista de los huevos con chorizo de toda la vida. Uhmmm!! que rico, no tenemos por que quitarlo de nuestra dieta siempre y cuando sea consumo ocasional.
Buen finde!!


INGREDIENTES:
  • Pan
  • Longaniza picante
  • Huevos de codorniz
  • Patatas
  • Pimentón y sal

PREPARACIÓN:
Primero preparamos el pan, cortamos unas rodajas en diagonal de aproximadamente 1 ó 1'5 cm y colocamos en una bandeja de horno para tostarla unos 10 minutos a 180ºC o cuando veamos que está tostado.

Por otra lado pelamos y limpiamos las patatas y cortamos en tamaño casi paja, las pasamos por agua para quitar almidón y freímos primero en aceite a baja temperatura unos minutos, después las sacamos a papel absorvente cuando aún esten blandas, subimos el calor del aceite y cuando esté muy caliente volvemos a echar las patatas, de esta forma quedaran crujientes por fuera y blanditas por dentro.

Después cortamos rodajas de la longaniza picante y las freímos en un poco de aceite.

Por último freímos los huevos de codorniz.

Teniendo ya todo listo preparamos las tostas de los cojonudos, para ello pondremos sobre el pan una cama de patatas, después un huevo de codorniz y un par de rodajas de chorizo, echamos pimentón sobre el huevo y un poco de sal y listo para comer. A quien le guste con salsa puede echar mahonesa, ketchup... y con un par de tostas ya quedas bien.


Disfrutar de este bocado porque realmente está  "cojonudo"

También Puede Gustarte

21 amig@s han dicho...

  1. Un clásico de lo más delicioso, ideal para un aperitivo este fin de semana.Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  2. Tu abuela si que sabía , no me extraña que durara hasta los cien. Ahora muchas veces solo comemos tonterías y donde esten unos huevos fritos con patatas y su chorizo que se quite todo lo demás . Como su nombre indica están cojonudossssssssssssss.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¿Colesterol? ¿y eso que cosa es? a mi no me hables así ¿eh?
    Esos cojonudos se ven y están cojonudos. Un día es un día, el colesterol acostumbra a ser bastante bobo y no se entera si no le das pistas.
    Cojonudo.
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  4. buenoooo... los cojonudos que me he comido en burgos.. que recuerdos¡¡
    tienes que hacer tb las cojonudas¡¡ mil besos

    ResponderEliminar
  5. Pues una buena elección para la cena, siempre alegran los huevos con chorizo y si encima dan esa longevidad, pues tanto mejor. Un beso

    ResponderEliminar
  6. jajaja, me encanta el nombre, y que gran razón llevas... estoy del yogur hasta el infinito y más allá. que viva tu receta!!!
    besos y feliz finde

    ResponderEliminar
  7. Con lo que me gusta, un plato como este es imposible que desaparezca de mi menú de vez en cuando. Me encanta. Besiños.

    ResponderEliminar
  8. ohhh madre mia que cosa mas rica chiquilla,una vez al año no hace daño! me llevo uno..
    saluditos.

    ResponderEliminar
  9. Mi colesterol está muy muy bajo así que me puedo permitir este bocado cojonudo. Besos

    ResponderEliminar
  10. que cojonudos mas buenos, me apunto a ellos, besos

    ResponderEliminar
  11. ¡Buenísimo!!! No te prives, que no te asegura nada.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  12. Pero que gracia tienes Bertha !! di que si, que le den al colesterol... mira que yo lo suelo tener bastante alto... el médico dice que es genético, que lo genera mi propio organismo.... y yo haciendo dieta y comiendo ensalada dia si y dia no... bueno el dulce nunca lo dejo de lado, si no que vida sería esta...

    En fin, que vivan los cojonudos !!!

    Besitos
    Afri

    ResponderEliminar
  13. riquísimos, hace tanto que no los como... yo los hago más sencillos: tuesto un poco el pan, lo unto con tomate (como buena catalana, jaja) y encima pongo el huevo frito, sólo eso, pero está tan rico....

    ResponderEliminar
  14. Pues me parece muy apropiado el nombre de este plato...Me encanta...lo prepararé sin duda.

    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Ufff. y tan cojonudo! Mi padre se moriría de gusto si se lo pusiera ahora mismo delante, lo desayunaría y todo. El puntito picante de la longaniza es lo que acaba triunfando. Besotes

    ResponderEliminar
  16. Di que sí! Este es un placer que, bien dosificado, no puede faltar en nuestra dieta.
    Las abuelas son sabias y no deberíamos olvidarnos nunca de sus consejos.
    Saludos!
    Raquel

    ResponderEliminar
  17. Ay!!! Se me hace la boca agua solo de pensarlo...para mi todo un manjar, una de mis cenas preferidas, un beso

    ResponderEliminar
  18. ya lo creo que está cojonudo! es una combinación para dioses, con lo bien que se vive en la ignorancia, y ahora aunque no queramos saber nada nos bombardean con colesterol, sobrepeso, figuras 10,... aaayyyy ¿y el placer de comernos unos buenos chorizos con patatas y huevos? uuuuummmm
    Un beso brujita!

    ResponderEliminar
  19. Unos cojonudos para mí también!!! qué razón tienes chiquilla... con lo buenos que estan unos buenos huevos fritos con patatas y choricillo... un auténtico placer!!!

    ResponderEliminar
  20. qué ricoo! nada mejor que volver a los inicios para disfrutar de lo bueno de verdad! y si, en estos tiempos en que la sección de yogures parece la farmacia, nada mejor que huevos fritos con chorizo! jaja
    un beso

    ResponderEliminar
  21. Imposible no parar a leert con un título como este...pero chicaaaa !!!! Está genial !!!!

    Estoy contigo en que los huevos fritos con patatas fritas y el resto de la comitiva son uno de los placeres de esta vida y que, en moderación, bien se pueden disfrutar.

    La versión mini con huevos de codorniz pues es menos "colesterosa"...si sólo comemos uno ¡claro!

    Por cierto, mi abuela que todavía está con nosotros tiene 102 añitos y va camino de los 103. Lo suyo no eran los cojonudos sino el gin tonic que disfrutaba cada tarde. ¿Y si combinamos ambas cosas? ¿Llegaremos a vivir hasta los cientoymuchos? Jajajaja.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por vuestra visita, el dedicarme un momento para dejar un comentario me hace mucha ilusión. Lo agradezco con mucho cariño.
Besines

Premios

Premios

Premios

Premios