, , ,

Patatas bravas

3.11.15

Las patatas bravas posiblemente sea la tapa más común (tras la tortilla) en todo bar español. Versiones hay tropecientas mil con tomate, sin tomate, con ketcup picante, con tabasco sin ello... El origen no está muy claro aunque creo que se sitúa en Madrid. Sea como fuere siempre tiene éxito. Aunque como palentina y nadie me lo puede negar las mejores bravas son las de la Meji. Tiene una salsa especial, nadie sabe como está hecha pero vamos triunfada total. Las patatas se deshacen en la boca y como no te pidas una cerveza el picantillo te durará en la boca un largo tiempo, aunque tienes la opción de comer más de la salsa blanca que esa no pica.
Hoy os propongo una versión, muy buena y que no lleva tomate, vamos que se acerca más a la original. Y además con estas lluvias, aires y frios, meter algo de calorcito no sienta nada mal.


INGREDIENTES:
  • 3-4 patatas
  • Mahonesa

Salsa:
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 75 ml aceite
  • 2 cdas harina
  • 300 ml agua
  • 2 cdas vino blanco
  • 1/2 cda pimentón dulce de la Vera
  • 1/2 cta pimenton picante
  • sal


PREPARACIÓN:
Lavamos las patatas con piel y las ponemos a cocer en una cazuela con un poco de sal.

Mientra preparamos la salsa, para ello en una sartén o cazo sofreimos la cebolla bien picadita junto con los ajos bien picaditos también. Cuando empiecen a estar doraditos le añadimos la harina que tostamos para quitar el sabor a crudo. Agregamos los pimentones y después el líquido, primero el agua y después el vino. Empezará a espesar la idea es que quede tipo una bechamel muuuy ligera, si fuese mas espesa agregamos agua o un poco más de vino.
La podemos dejar asi o pasarla por la batidora.



Una vez cocidas las patatas las pelamos y cortamos en dados grandes desiguales.

Ponemos en una sartén aceite y cuando esté muy caliente agregamos las patatas para freirlas. De esta forma nos quedarán tiernas por dentro y crujientes por fuera. Las sacamos a un plato con papel absorvente.

Para servir en un bol ponemos las patatas, después mahonesa y bañamos con la salsa brava. Listo y bien bueno


También Puede Gustarte

7 amig@s han dicho...

  1. Hay tantas versiones y tantas ricas, salvo en esos lugares que te ponen una salsa que no hay quien se la coma, yo les pongo una cruz y no vuelvo, con lo fácil que es prepararla casera, me apunto tu receta, me encanta probarlas todas!!!
    Besotess

    ResponderEliminar
  2. Qué ricas!!!! Adoro las patatas bravas! De hecho, creo que es mi tapa favorita!
    Tu versión me ha encantado, Bertha! Nunca las he preparado así, pero me anoto tu receta para probarlas en casa! A juzgar por las fotos tienen que estar increíbles!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Bertha qué buena pinta tienen!! a mi las que más me gustan son unas de Barcelona que no llevan tomate. También llevan, como las tuyas, una salsa blanca y otra con pimentón, así que supongo que se parecen. probaré tu receta

    ResponderEliminar
  4. Un aperitivo inmejorable. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  5. De mis tapas favoritas, con más o menos picante pero siempre me gustan. Tengo que probar tu versión! Besiños.

    ResponderEliminar
  6. ¡Que bueno! Una ración de bravas siempre sabe bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Con una cerveza que bien entran¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar

Muchas gracias por vuestra visita, el dedicarme un momento para dejar un comentario me hace mucha ilusión. Lo agradezco con mucho cariño.
Besines

Premios

Premios

Premios

Premios