,

Orejuelas u Ojuela de Carnaval

15.2.10

Tras estos días de tanto amor llegan otros de jaleo, de transformación porque llega el Carnaval, no hay cole y sí alboroto en las calles, aunque en Palencia no demasiado a consecuencia del frío, por lo que el mejor disfraz en estas tierras es el de oso, algo que nos de calorcito. Bueno pues a lo que iba, hoy voy a hacer un postre típico palentino que se prepara en estas fechas. El nombre de orejuela vienen porque entre sus ingredientes se encuentra el orujo.

Además, esta receta me trae muchos recuerdos, ya que era de mi bisabuela a quien llamábamos cariñosamente "la abuelita pequeña" por dos motivos, uno para diferenciarla de mi abuela y el otro porque medía 1,30.

Pues cuando llegaban estas fechas nos juntábamos en casa de mis abuelos y entre unas cuantas generaciones hacíamos estas ricas orejuelas, mi padre se encargaba de la masa, mi abuela las freía y los peques nos encargábamos de poner azúcar al gusto y prepararlas en cestas para llevar y repartir a la familia.

Así que os transmito esta receta familiar y espero que forme parte de la vuestra.

INGREDIENTES:
  • 3 huevos
  • 1 taza de aceite
  • 1 taza de zumo de naranja
  • 1 taza de orujo blanco
  • 1 pellizco de bicarbonato
  • 3 cucharadas de azúcar
  • canela
  • harina (según pida la masa)
PREPARACIÓN:Pues comenzamos... manos a la obra. Lo primero que hay que tener en cuenta es que necesitamos una amplia zona de trabajo y un buen rodillo para estirar la masa que hemos preparado. Con estos ingredientes salen un motón de orejuelas, yo os aconsejo que reduzcáis la receta porque aunque están muy buenas son peligrosas para poder lucir bikini. Pues empezamos sofriendo el aceite con un trozo de pan, ya que el aceite a utilizar debe ser frito. Dejamos enfriar y reservamos.

Mientras en un bol batimos los huevos, añadimos el zumo de naranja, el orujo, una pizca de canela, bicarbonato, 3 cucharadas de azúcar y el aceite ya frío. Batimos todo muy bien y se va incorporando harina hasta formar una masa consistente y blanda. La dejamos reposar unos minutos.

Después vamos tomando trozos de la masa y la estiramos bien quedándola muy fina con la ayuda de un rodillo, cortamos en cuadrados-rectángulos y se fríe en abundante aceite.

Por último, las sacamos y dejamos en una fuente con papel absorbente para quitar parte del aceite y espolvoreamos azúcar, también se le puede echar miel, de ahí la frase "miel sobre ojuelas", esto ya depende de los gustos, nosotros siempre hemos echado azúcar.

Bueno pues buen provecho y espero que os guste esta típica receta palentina.


FUENTE: Balbina del Olmo (La abuelita pequeña)

También Puede Gustarte

6 amig@s han dicho...

  1. Que bonito recuerdo Berthi. Me ha encantado.
    Seguro que estan deliciosas. Yo este año no las he preparado, estoy saturada de tantísimo dulce. Pero me apetecen una barbaridad.
    Oye estas tardando en escribirme un mail y contarme como fue todo el domingo.
    Me voy corriendo a ver los muffins de más abajo, me chiflan.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola wapa, qué buena pinta que tienen las orejuelas! Espro que estes bien. yo liada con el bebe pero merece la pena. Te mando un beso!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola,

    he descubierto tu blog por casualidad, y esta receta me trae muchos recuerdos; mi madre es palentina y nos hacía orejuelas cuando eramos pequeños... sniff, qué recuerdos :-)

    Gracias

    ResponderEliminar
  4. Me encanta que pongas orejuelas, es como se conoce en Palencia y Valladolid. La receta perfecta. Un saludo, Clara.

    ResponderEliminar
  5. L a taza de orujoblanco cuando se incorpora a la masa,gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando se prepara la masa, junto con el zumo.

      Eliminar

Muchas gracias por vuestra visita, el dedicarme un momento para dejar un comentario me hace mucha ilusión. Lo agradezco con mucho cariño.
Besines

Premios

Premios

Premios

Premios